12.jpg

SUPREMO TRIBUNAL SUBASTA EXPEDIENTES DE HOMICIDIO DE PERIODISTAS EN SINALOA.

12 de julio de 2023

El Supremo Tribunal de Justicia del Estado está sumergido en un mar de sospechas de vestir como subastas y remates las resoluciones de los crímenes contra periodistas, porque en el caso del asesinato de Antonio Gamboa Urías, quién fue levantado el 10 de Junio del año 2014 y encontrado el 22 del mismo mes semienterrado y atado cerca de la Villa de Ahome, los detenidos por estos hechos ya andan libres y correteando por el campo por tecnicismos inventados por los jueces y aplicados a la chita, callando para que no se levanten polvaredas y se descompongan las rentabilidades y utilidades de la aplicación de la ley al estilo Sinaloa.

El caso, de resonancia nacional, en su momento fue la conquista del ex procurador Marco Antonio Higuera que se anunció con detenidos agarrados con pruebas fuertes y que ahora resulta que de forma escondida andan en vuelo manchado aquellos que fueron acusados sólidamente del crimen y perviven tras el revolcadero del expediente respectivo y causando un golpe en la boca del estómago a quiénes viven de la profesión del periodismo y no se inmiscuyen puestos ni cargos políticos porque resulta inmoral a ojos de verdaderos reporteros.

Las palabras de decanos del periodismo refieren que ningún político llegará a ser periodista ni debe ser considerado como tal, porque el valor ético de su trabajo exige abandonar atavíos y doctrinas ideológicas, ya qué cuando ocupan cargos populares se convierten en vaquetones, sinvergüenzas y cínicos que no defienden la libertad de expresión sino sus propios intereses.

Estas palabras se acuñan a Don Lorenzo Valdez, Manuel Moreno, Cenobio Valdez, Elías Chávez y Francisco Uribe, que nunca se pusieron antifaz y dignificaron su trabajo sin manchar su plumaje con filias políticas y siempre se les miró con respeto y actuando con justicia como se requiere en estos casos de asesinatos de periodistas.

Si hay filias políticas o cargos populares no hay periodismo.

Por Marcial Pompa Guillén.